Juegos

6 útiles lecciones que el juego del amigo invisible aporta a los niños


El juego del amigo invisible es divertido, muy emocionante e ideal para que los niños aprendan el valor del dinero. Te contamos las ventajas de promover entre los niños este clásico juego para hacer regalos y te contamos todo lo que los pequeños pueden aprender de llevarlo a cabo. Créeme, se convertirá en su favorito a partir de ahora. ¿Quieres ponerlo en práctica con tus peques? ¡Sigue leyendo!

Seguro que ya te lo sabes de sobra pero solo por si acaso vamos a repasar rápidamente en qué consiste el popular juego del amigo invisible para hacer regalos a los amigos o familiares.

Para empezar a poner en marcha este divertido juego de regalos anotaremos en un trocito de papel el nombre de todos los participantes. Después los meteremos en una bolsa y, a continuación, cada uno ha de coger un nombre sin decirle a nadie quién le ha tocado. Si da la casualidad que coge su propio nombre tendrá que meterlo de nuevo en la bolsa y sacar otro diferente. Ahora llega lo más emocionante de todo, ¡hacer un regalo al amigo que te ha tocado! Por su puesto que debe ser una sorpresa y que no se puede decir hasta la entrega de regalo quién es quién, pero por dar pistas y hacer que el juego tenga más valor, fijaremos un precio mínimo y máximo para los regalos.

Otra buena idea es escribir junto al nombre de cada uno tres ideas de regalo que a cada cual le gustaría que le hiciesen, así tu amigo invisible lo tendrás más fácil para acertar. Claro está que también puede dejarse a la imaginación de cada uno. ¡Seguro que a los peques se les ocurren detalles maravillosos!

¿Cómo y con quién podemos organizar este juego de amigo invisible? ¡Se nos ocurren muchas excusas muy buenas!

- El final de curso
¿A que tú también recuerdas con mucho cariño cuando llegaba el fin de curso y hacías el juego del amigo invisible con todos tus compañeros de clase? ¡Es una idea genial!

- Con la familia, sin motivo alguno
Tampoco se me olvidará las veces que lo hacíamos con toda la familia, primos, tíos y abuelos incluidos, así porque sí, porque nos apetecía juntarnos todos y pasarlo en grande.

- El inicio de curso
Se acaba el verano, se reanudan las clases y queremos una actividad que ayude a los alumnos a comenzar el siguiente curso con buen humor. ¡El amigo invisible es la respuesta!

- En las navidades
Idóneo para hacer en la Navidad con el grupo de amigos de tus hijos, con la clase o con la familia como hacía yo cuando era pequeña.

- Para celebrar todos los cumples juntos de la clase o de todos los primos
Así lo celebramos todos de una y no se derrocha tanto tiempo ni tanto dinero. Por cierto, este último también es una de las ventajas del juego del amigo invisible.

1. Los niños aprenden el valor del dinero
Como te iba diciendo, gracias al amigo invisible podemos enseñar a los niños el valor de las cosas al fijar un precio máximo por cada regalo. Los niños aprenden a valorar que con poco se puede hacer mucho y además tendrán que poner en marcha todos sus conocimientos matemáticos para comprar el detalle ajustándose al precio fijado.

2. Aprenden a regalar
Por otro lado, niños y niñas conocen la importancia de dar regalos a los demás y no solo a recibirlos como están acostumbrados.

3. Piensan en aquello que gustará a sus amigos
Aprenden a pensar en sus compañeros pues tienen que buscar un regalo que crean les puede gustar.

4. Estimulamos su creatividad
Se trata de juego muy divertido y de un pasatiempo perfecto ya que el dinero se puede gastar en material y hacer una manualidad para regalar al compañero o amigo que nos ha tocado.

5. Fomentamos la empatía
A su vez, estamos enseñando a nuestros hijos a que piensen sobre las cualidades positivas de su amigo invisible. Es así que se pueda dar con el regalo que más ilusión le haga.

6. Aprenden a hacer felices a otros
El juego del amigo invisible es una herramienta excelente para educar en la mecánica de hacer algo por los demás para que sean felices.

Veamos ahora cómo se puede llevar a cabo esta actividad según la edad de los niños.

En el caso de niños muy pequeños que aún no saben ni contar ni manejar el dinero lo más indicado es hacer el juego con obsequios que preparen ellos mismos. Los padres o maestros serán los encargados de preparar cartulinas, tijeras, lápices de colores y todo aquello que necesiten los niños y ellos, los peques con sus grandes mentes creativas, podrán dar rienda suelta a su imaginación para hacer el regalo. ¡Verás que bien se lo pasan!

En el caso de niños más grandes que ya saben contar pero que aún no conocen bien el valor del dinero se puede planear la actividad con juguetes o libros. Los padres acompañará a sus hijos y les ayudarán a la hora de ver los precios, por ejemplo, de ese cuento que creemos le va gustar mucho a nuestro amigo. Tendremos también que dejar una moneda para el papel de envolver.

Para los peques que ya casi casi han dejado de serlo se les puede dar libertad para que organicen ellos solos el juego y la compra del regalo. No está de más que volvamos al punto de antes de los beneficios y se los recordemos. No se trata de una actividad en la que haya que comprar por comprar, sino que hay que pensar en aquello que más ilusión le vaya hacer a nuestro amigo y dárselo con todo nuestro cariño.

¿Tú también vas a poner en práctica el juego del amigo invisible con tus hijos o tus alumnos? ¡Qué alegría!

Puedes leer más artículos similares a 6 útiles lecciones que el juego del amigo invisible aporta a los niños, en la categoría de Juegos en sitio.

Video: REPLAY: Marzo18 (Noviembre 2020).