Poesu00edas

6 divertidos poemas cortos que hablan a los niños sobre las emociones


¡Qué maravilloso es el género de la poesía! No solo potencia la creatividad de los pequeños de la casa, les enseña vocabulario y fomenta el hábito de lectura; sino que también nos permite hablar a los niños sobre las distintas emociones. Por lo tanto, los poemas cortos como los que te proponemos a continuación, son un fantástico recurso educativo para trabajar con nuestros hijos su educación emocional.

Te proponemos 6 poemas que hablan sobre emociones como la alegría, la tristeza, el orgullo o el miedo. Además, los acompañamos con algunas actividades que os ayudarán a disfrutar más aún de los versos.

Empezamos este pequeño recopilatorio de poemas sobre las emociones con una sonrisa en la cara. Y es que empezamos hablando sobre... ¡la alegría! Para leer estos versos, tenemos que coger nuestro cohete y viajar al espacio, pues los protagonistas son la luna y las estrellas.

¡Soy feliz!,

gritó un lucero

a voces al firmamento

y la luna y las estrellas

contestaron al momento:

Nos alegramos por ti,

pero deberías callar

es hora de echar la siesta

y queremos descansar.

¡Deja ya de molestar!

¿Os ha gustado esta divertida poesía? Es la excusa perfecta para empezar a hablar con los pequeños de la casa sobre el espacio, ¡algo que les maravilla! Tras disfrutar de este poema sobre las estrellas, puedes hablar a tu hijo sobre qué es el Sistema Solar o leerle un cuento sobre cómo se formó. Si os animáis, incluso podéis hacer vuestra propia maqueta sobre nuestros planetas vecinos. ¡Diversión asegurada!

Sentirnos orgullosos de nosotros mismos, por todo lo que hemos logrado, también es muy importante. Es una forma de valorarnos y motivarnos para continuar haciendo esfuerzos por lo que queremos o buscamos. Para enseñar a los niños qué significa 'sentirnos orgullosos', te proponemos un poema corto de solo dos estrofas.

Subió peldaño a peldaño

hasta el último escalón,

subió con mucho trabajo

a lo más alto llegó.

Estuvo allí unos minutos,

del paisaje disfrutó,

y al poco tiempo bajó.

Este poema puede servirte para reflexionar con tu pequeño sobre todo aquello que ha conseguido hasta el momento y todo lo que le gustaría lograr. Para ayudarte a dirigir esta conversación, te proponemos algunas cuestiones que puedes preguntar a tu hijo: ¿Recuerdas alguna que vez que sentiste orgullo? ¿Cómo te sentías? ¿Se puede sentir orgullo también por lo que otras personas consiguen? ¿Qué sueños o deseos te gustaría lograr? ¿Qué te haría sentir verdaderamente orgulloso de ti mismo?

Este poema que te proponemos a continuación sugiere una reflexión muy interesante que solo comprenderán los niños un poco más mayores. Habla sobre dos pescadores, uno que vive en el mar y otro en la tierra. Ambos son felices con la vida que han decidido llevar, aunque el uno no comprende que el otro haya escogido dicho estilo de vida. Y es que, al final, cada uno debe encontrar su propia felicidad, aquello que le haga sentirse verdaderamente a gusto.

En el mar hay una barca

no tiene casa en la tierra

porque él así lo eligió.

En la tierra otro hombre pesca

mirándolo con dolor,

porque piensa, equivocado;

que un hogar nunca encontró.

Dos cañas, dos pescadores,

dos vidas y un pensamiento,

dos hombres muy diferentes

pero los dos muy contentos.

A parte de reflexionar con nuestro hijo sobre el poema, para asegurarnos de que lo ha comprendido bien, podemos aprovechar estos versos para pedirle que haga un bonito dibujo sobre la historia contada. Cuando tu pequeño haga su dibujo, podremos comprender si ha entendido el verdadero mensaje de la poesía. E, incluso, su ilustración podría darnos algunas pistas sobre con cuál de los dos pescadores se posiciona tu hijo.

¿Qué es la tristeza? Aunque a ningún padre le gusta ver a su hijo triste, lo cierto es que se trata de una emoción básica que todos sentimos en algún momento. En contraposición a esta, podemos sentirnos muy felices en otros momentos. La poesía que a continuación vais a poder leer, habla sobre una mariposa que es muy bella que, sin embargo, está muy triste. Descubre por qué.

Volando de flor en flor

la vieron en primavera,

envidiaron su hermosura

y no vieron su ceguera.

Sus grandes ojos oscuros

dejaban ver su tristeza,

de extraordinaria belleza.

Triste mariposa linda

entre todas la más bella,

aunque sus ojos no vean

todos la miran a ella.

¿Alguna vez has animado a tu hijo a memorizar una poesía para después recitarla delante de amigos o familiares? Este poema corto es ideal para ello, si bien puedes aprendértela junto a tu hijo para que le resulte más sencillo. Podéis recitarla juntos y pasar un grandísimo momento juntos.

El miedo es una emoción que todos sentimos en algún momento de nuestras vidas. Los miedos infantiles van evolucionando según los niños van haciéndose mayores: miedo a estar lejos de mamá, miedo a la oscuridad, miedo al rechazo... El siguiente poema habla de unas ardillas que tienen miedo a un cuervo y que deciden que es mejor esconderse.

Ha venido un cuervo negro

asustando a las ardillas,

a ninguna vemos hoy

saltando por las orillas.

Las he llamado insistente

pero ninguna ha salido,

hasta que no ven que el cuervo

alzando el vuelo se ha ido.

Por eso se han escondido

¿Qué os ha parecido esta poesía? Como ya has podido comprobar, no da un final cerrado sobre qué hacen las ardillas para superar su miedo al cuervo. Por eso, tras la lectura, puedes preguntarle a tu hijo qué cree que las ardillas podrían hacer para dejar de tenerle miedo al cuervo. ¿Quizá se tienen que enfrentar a él? ¿Quizá tienen que salir todas juntas para ayudarse las unas a las otras? Hablando sobre este tema, seguro que tu hijo reflexionará sobre cómo puede actuar él para superar aquello que le da miedo.

El poema que encontrarás a continuación es un poco más largo que los anteriores, pero resulta muy útil para hablar con los niños sobre la emoción del enfado. Explica a los niños que después de tener un mal comportamiento con alguien, debemos pedirle perdón. Esta poesía es motivo de inspiración para organizar una obra de teatro contando la historia de la luna y el sol enfadados, ¿no te parece?

El sol y la luna

nadie en el cielo

sabe qué ha pasado.

Todos sus amigos

están preocupados,

en millones de años

nunca han peleado.

La luna colorada

se aleja del sol,

y le da la espalda

de muy mal humor.

El sol cabezota

no quiere salir,

y el día se acerca

¡le van a insistir!

(...)

Júpiter y Marte,

Venus y Neptuno,

todos vienen juntos

detrás de Saturno.

De repente llega

la Estrella Polar,

Plutón y la Tierra

la han ido a buscar.

A esta gran estrella

con fama de justa,

nada le gusta.

Escucha a la luna

habla con el sol.

¡por fin los dos astros

entran en razón!

La luna ya ríe,

también ríe el sol,

con remordimiento

se piden perdón.

Puedes leer más artículos similares a 6 divertidos poemas cortos que hablan a los niños sobre las emociones, en la categoría de Poesías en sitio.

Video: COVID 19 - Poesía de la resistencia para niños (Noviembre 2020).