Quedar embarazada

La popular técnica para quedarse embarazada de una niña


En España y en muchos otros países elegir el sexo del bebé no es legal, por eso muchos padres recurren a 'métodos naturales' para intentar influir en el nacimiento de su pequeño. ¿Quieres conocer cuál es esa popular técnica para quedarse embarazada de una niña que muchas parejas utilizan?

La sociedad en la que vivimos actualmente nada tiene que ver con la de nuestras abuelas. Por suerte, la mujer se ha incorporado a la vida laboral y es un agente importante para la economía de muchos países. Esta buena noticia puede, sin embargo, ser un 'impedimento' para que la mujer alcance uno de sus grandes sueños: quedarse embarazada.

Se prioriza trabajo ante el hecho de formar una familia y esto hace que la edad en la que una mujer se queda embarazada va en aumento y cada vez es más habitual encontrarnos con mujeres de 40 años que quieren tener su primer hijo.

En estos casos, el problema está en que pueden aumentar las patologías derivas de la gestación como, por ejemplo, las hipertensiones o la diabetes gestacional. Por eso, lo ideal sería intentar quedarnos embarazadas un poco antes, alrededor de los 32 años de edad.

Hay varios factores, en concreto tres, que influyen a la hora de que una mujer se quede embarazada:

- Alimentación
La alimentación de la mujer debe ser completa, variada y nutricionalmente equilibrada, teniendo especial hincapié en los aportes de ácido fólico (400 mg) y omega 3.

El omega 3 es un ácido graso esencial que el organismo humano no lo puede fabricar por sí mismo, de ahí la importancia de incluirlo en nuestra dieta con el consumo de ciertos alimentos. Tiene una función antiinflamatoria y antioxidante y, además, forma parte de membranas celulares, por lo que en el embarazo debe consumirse con regularidad o suplementarse para gozar de todos sus beneficios.

La ingesta diaria recomendada de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 es de 2 gramos al día para las gestantes durante los seis primeros meses, cantidad que aumenta a 2 y 2,5 gramos durante el tercer trimestre de embarazo y lactancia.

En cuento al ácido fólico, las mujeres que quieran quedarse embarazadas deben consultar al ginecólogo sobre los suplementos de ácido fólico. Se recomienda una suplementación de 0,4 mg de ácido fólico cada día durante un mes antes del inicio del embarazo. Esta es la cantidad diaria de ácido fólico suficiente para prevenir malformaciones del tubo neural, como la espina bífida, que suelen producirse durante los 28 primeros días del embarazo.

En los embarazos de riesgo, es decir, si la mujer ha tenido hijos anteriormente con espina bífida o si, por ejemplo, hay antecedentes de malformaciones del tubo neural en la familia o no se metaboliza correctamente el ácido fólico, se recomienda una toma de 5 mg al día.

- Tóxicos
Sobra decir que durante el embarazo la mujer no puede tomar nada de alcohol y ni de drogas y, por supuesto, debería dejar de fumar. Si continua durante el embarazo con este mal hábito, el niño puede nacer con menos peso de lo que debería.

Además, hay que tener mucho cuidado con los tóxicos, es decir, sustancias o aditivos alimentarios o productos/alimentos conservados en plásticos que contengan bisfenol A, que es un disruptor endocrino que simula ser una hormona.

También hay que resaltar que los tóxicos se pueden encontrar en el salón de nuestra casa -de ahí que sea importante ventilar el hogar todos los días- o en el baño, ya que hay muchos cosméticos que contienen sustancias inapropiadas.

- Estrés
Se debe evitar el estrés, porque es un factor importante que NO ayuda a quedarse embarazada, como también lo es la estabilidad psicológica de la pareja, tanto del hombre como de la mujer. Cuando más agobiada estés con traer al mundo a un retoño, ¡más te terminará costando quedarte embarazada!

Es difícil controlar la mente, lo sabemos, pero para estos casos realizar algún tipo de ejercicio o iniciarse en la práctica del yoga puede venir muy bien.

No hay evidencia científica que avale ninguna técnica para quedarse embarazada de un niño o de una niña, pero siempre están los remedios naturales que ya se sabe que algunas veces funcionan.

Se dice que si mantienes relaciones sexuales dos días antes de la ovulación - esta se produce en mitad del ciclo, es decir, en el día 14 - puedes tener una niña, ya que los espermatozoides X se supone que pueden sobrevivir más tiempo dentro del útero de la madre. Algunos dicen que se trata de un mito, pero si tú quieres tener bebita, ¡puedes intentarlo!

Durante el embarazo, se puede conocer el sexo del bebé, como pronto, en la semana 10 de vida del pequeño. Para ello se harán unos tests genéticos en sangre. Aunque la otra forma de descubrir si es niño o niña (y la más habitual) es la ecografía.

Según cómo esté colocado tu bebé, si hay suerte se puede saber en la semana 12 de embarazo, correspondiente al final del primer trimestre y comienzo del segundo. En el caso de que sea difícil o que se tengan dudas, habrá que esperar (y cruzar los dedos) a la semana 20 de embarazo.

En los últimos años existe la 'moda' entre muchos padres primerizos de no querer saber el sexo del bebé y de querer esperar hasta el momento del parto para descubrir si es niño o niña. El objetivo muchas veces es disfrutar de este momento o, en algunos casos, los menos, por superstición. ¿A ti qué te parece? ¿Tú podrías aguantar?

Puedes leer más artículos similares a La popular técnica para quedarse embarazada de una niña, en la categoría de Quedar embarazada en sitio.

Video: como tener una niña (Diciembre 2020).